Closing the gap in tuberculosis diagnosis. Institut d'Investigació Germans Trias i Pujol. Barcelona.

El equipo ha demostrado la existencia de un perfil metabolómico específico en pacientes diagnosticados con tuberculosis, que puede ser además utilizado durante el tratamiento para monitorizar la eficacia del mismo. Para ello, ha estudiado el metaboloma urinario, mediante técnica de resonancia magnética nuclear (RMN) de alto campo. La orina es una muestra no invasiva, de fácil obtención y no es transmisora de la tuberculosis y su proceso de producción conlleva una concentración naural de los metabolitos.

Los resultados obtenidos demuestran que existe un perfil específico en los pacientes con TB, significativamente diferente del que encontramos en individuos sanos, en pacientes con otras infecciones respiratorias y pacientes diagnosticados de broncocarcinoma de pulmón. La tecnología requiere de un volumen muy pequeño de orina. La orina es una muestra fácil de obtener y no es transmisora de la tuberculosis. Los investigadores han conseguido adaptar la detección de los metabolitos a un equipo de RMN de bajo campo. Un equipo de sobremesa perfectamente adaptable a laboratorios mínimamente equipados. El siguiente objetivo es el de miniaturizar la tecnología a sistemas de detección de muy pequeño tamaño (biosensores), e incluso a una técnica rápida tipo handle point-of-care, que pueda realizarse en áreas remotas. Según la OMS 10.4 millones de personas -1.4 millones niños- desarrollaron la enfermedad en el último año, de ellos y  de ellos 1.8 millones murieron a causa de esta enfermedad.

Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social
Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades
Abbvie
Janssen
MSD
Gilead
Sanofi